AGOSTO Artes y Oficios en el nombre de Romero

Poco a poco los ladrillos y el cemento van dando forma, en el mismo terreno de la Capilla del Milagro, a la futura Escuela de Artes y Oficios ”San Romero de América”. La construcción permitirá que, a partir del próximo año, sea realidad un sueño: que los jóvenes de Carcova, Independencia, Curita y 13 de julio tengan un espacio donde comenzar a edificar un futuro mejor. Pasaron mucho tiempo y generaciones en que el acceso a un trabajo digno parecía una utopía, algo muy difícil de alcanzar. ¿Por qué no alcanzar una vida mejor, donde lo cotidiano deje de ser la changa esporádica, el plan provisorio o el carro?

Y para poder conseguir ese trabajo anhelado no hay vuelta: hay que aprender, capacitarse, tener un oficio. La futura Escuela brindará capacitaciones con profesores especializados. Comenzará con cursos de metalurgia, y con el tiempo se agregarán  gastronomía, electricidad y otros. Se dará un título oficial ¿Y por qué no? Será una puerta que se abrirá a la posibilidad de comenzar a trabajar, quizás en una fábrica, en una empresa. Es el momento de construir la esperanza. De apostar al futuro de nuestros jóvenes. Porque el TRABAJO nos dará mayor dignidad, hará que sepamos que somos útiles, que podamos ganar el sustento con el propio esfuerzo y aplicando lo aprendido. Pudiendo mirar con orgullo y de frente  a los hijos al servir la propia mesa.

La construcción avanza con el trabajo de albañiles y constructores del mismo barrio. La superficie del proyecto es de unos 400m2 desarrollado en dos plantas: la baja con aulas para los Talleres de Herrería, Electricidad, Aulas, Núcleos Húmedos y Cocina y en la planta alta estarán las aulas y la sala de Profesores. Con este nuevo edificio podremos mejorar también el apoyo escolar, expedicionarios, catecismo, grupos prejuveniles y juveniles ya que las instalaciones serán utilizadas durante todo el día con las distintas iniciativas que van dando vida a nuestra Parroquia.

Serán aulas de material, con techo de losa. Aptas para brindar clases, hacer reuniones, concretar prácticas. Para poder ampliar la oferta de capacitaciones y llegar a todos habrá también sub-sedes en Medalla Milagrosa (“Barrio Nuevo”) y en Solano (Villa Independencia).

La Escuela llevará el nombre del recientemente beatificado Monseñor Oscar Romero. Arzobispo del Salvador, un pequeñísimo país centroamericano. Vivió y ejerció su ministerio en una época difícil: pobreza, violencia, exclusión, gobiernos dictatoriales, desaparecidos y una guerra civil en ciernes. Romero eligió a los pobres (que en el Salvador eran tantos), los defendió, eligió no callar, hablar por ellos incluso en los momentos más difíciles. Murió un 24 de marzo de 1980, asesinado por un francotirador de un escuadrón paramilitar mientras celebraba la Misa y elevaba la Eucaristía, el Pan hecho Cuerpo de Cristo en el altar. Así dio su vida, como Jesús, amando y construyendo un mundo mejor. Así lo queremos recordar y honrar. Porque, como dicen los católicos de el Salvador, “¡Romero es nuestro!”. “San Romero de América” porque con su testimonio ya es un Santo para nuestro pueblo. Y la Escuela de Oficios tomará su testimonio aportando a que muchos jóvenes de los barrios puedan decir: “ !Yo tengo un título, sé hacer este oficio, trabajo, tengo dignidad!”.

Juan Sebastian Meroni

Diseño de José Ojeda

Facebooktwittergoogle_plusmail