FEBRERO La villa entrevista al Papa

En Febrero el Papa Francisco respondió a preguntas que le hicieron llegar los jóvenes de la parroquia San Juan Bosco de las villas de José León Suárez a través del padre Pepe Di Paola, quien ese mes fue recibido en Roma por el Sumo Pontífice. Su generosa disposición para responder a los jóvenes villeros ratificó su cercanía paternal y fraterna para con quienes habitan en esos barrios pobres, que ya tenía cuando era el cardenal Bergoglio (o el padre Jorge, que era como los villeros le decían).

La publicación de ese reportaje en La Carcova news – que a partir de este número se llamará Villas – hizo que nuestra modesta revista parroquial fuera citada por muchos de los medios de comunicación de la Argentina y del mundo dada la importancia de los temas que ahí abordó Francisco y la amplitud y riqueza argumental de sus respuestas, de las que reproducimos aquí una síntesis.

  • “Cuando hablo de periferia hablo de límites. Normalmente nosotros nos movemos en espacios que de alguna manera controlamos. Ése es el centro. Pero a medida que vamos saliendo del centro vamos descubriendo más cosas.Y cuando miramos el centro desde esas nuevas cosas que descubrimos desde esa periferia, vemos que la realidad es distinta. (…) La realidad se ve mejor desde la periferia que desde el centro. También la realidad de una persona, de las periferias existenciales e incluso la realidad del pensamiento”.
  • Un joven-museo está muy bien informado, ¿pero qué hace con todo lo que tiene? La manera de ser fecundo en la vida no pasa por acumular información o mantener solamente comunicaciones virtuales sino por cambiar lo concreto de la existencia. En última instancia quiere decir amar. Vos podés amar a otra persona, pero si no le estrechás la mano, no le das un abrazo, no es amor. El amor virtual no existe. (…) Me gusta hablar de lostres lenguajes: el lenguaje de la cabeza, el lenguaje del corazón y el lenguaje de las manos. Tiene que haber armonía entre los tres. De talmanera que vos pienseslo que sentís y lo que hacés,sientas lo que pensás y lo que hacés, y hagas lo que sentís y lo que pensás. Eso es lo concreto. Quedarte solamente en el plano de lo virtual es como vivir en una cabeza sin cuerpo”.
  • También dió respuestas fuertes en relación al narcotráfico y el avance de las drogas. “Es verdad, avanza y no se detiene. Hay países que ya son esclavos de la droga y nos preocupa. Lo que más me preocupa es el triunfalismo de los traficantes. Esta gente ya canta victoria, han vencido, han triunfado. Y eso es una realidad. Hay países o zonas donde todo está bajo el dominio de la droga. Con respecto a Argentina, puedo decir sólo esto: hace 25 años era un lugar de paso de la droga, hoy en día se consume. Y, no tengo la certeza, pero creo que también se fabrica”.

Por fin, dejó ahí un afectuoso saludo a la comunidad parroquial de San Juan Bosco en el que nos decía: “Yo deseo que esta Parroquia les haga bien a todos ustedes. Rezo por ustedes, para que la puedan llevar adelante, rezo por el párroco, rezo por todos los que colaboran en ella y les pido por favor que recen por mí”.

Victor Lapegna

Facebooktwittergoogle_plusmail