GANARON

Ganaron…

por Federico Pinto

El equipo de la Parroquia San Juan Bosco logró llegar a la final del torneo “La Liga del Potrero”, organizado por el Club Atlético Boca Juniors.

Nunca nos olvidaremos del esfuerzo y entusiasmo de los chicos (los “nuestros”, los “otros”), quienes durante varias semanas sostuvieron un compromiso, un esfuerzo, y lograron armar un equipo, integrado por quienes jugaban en la cancha, y quienes acompañan desde afuera. Amigos, familiares, vecinos; sencillamente fueron parte de un proceso de construcción de identidad barrial y comunitaria, tomando como una de las bases, el ejercicio del deporte.

Una aspiración colectiva, un mismo sueño, y un motivo de unión, a pesar de las diferencias, los conflictos, las historias complejas de cada quien.

Nunca nos olvidaremos que acaso, quien te dice, aquéllos se abrazaron para gritar un gol. Aquéllos, los que hace poco se putearon en la esquina. Menos nos olvidaremos que tal vez otro pibe del barrio, de cualquier barrio, se entusiasme con el deporte, con el día, con la vida, y se la haga más difícil a los hijos de puta que los meten en las sombras de la noche para hacer una moneda; envenenándoles las ganas, el alma.

Lo que te aseguro que nos vamos a olvidar, demasiado pronto, es el resultado del partido.

Ganaron

No hay partido tan difícil

como perseguir un sueño;

ni rival más habilidoso

que quien al verlos, temeroso,

cruza la frontera de

la vil indiferencia.

Partiendo de la nada

dejaron jugar sus almas;

nunca solos, en equipo,

en baldíos y esperanza.

Ganaron por goleada

a quienes arruinan sus vidas,

en las sombras sin salida

de miserias asesinas.

Son espejo para otros,

luz, guía y futuro

para derribar los muros

que esquivan su mirada.

 

Facebooktwittergoogle_plusmail