PASO A PASO, CONSTRUYENDO UN PLAN DE VIDA

Centro Barrial Gaucho Antonio Gil

Todos los que participamos en los equipos del Centro Barrial Gaucho Antonio Gil trabajamos en cambiar paradigmas para ayudar al otro a que, desde la subjetividad, descubra su dignidad, en un proceso que lleva a redescubrir nuevas dimensiones de la dignidad propia.En otros términos,uno de los ejes de las reuniones de equipo de nuestro Centro Barrial Gaucho Antonio Gil es ir diseñado y construyendo en el cuerpo a cuerpo, el uno a uno y con dignidadlo que con el Padre Pepe llamamos “El plan de vida”.

Para armar este plan es necesario asumir el folklore del lugar, el modelo mental de los pobladores de la zona, su historia personal, bucear en sus conocimientos y ver bien que es lo que realmente quiere cada uno de estos individuos. Es necesario comprender que la mayoría de los pobladores de la ribera del ríoReconquista son recicladores y casi todos los chicos del Hogar de Cristo, en algún momento de su vida recorrieron solos o en familia los basurales que gestiona la empresa Coordinación Ecológica Área Metropolitana Sociedad del Estado (CEAMSE), tratando de ganarse el sustento diario revisando palmo a palmo las montañas de desechos para encontrar sus tesoros ocultos que les ayuden a subsistir.

hogar-4                                                                                      El director Marcos Liberatore y el coordinador de la casa Emilio Romero

Para armar el “plan de vida” se requiere de varias entrevistas personales y el cambio de opiniones de nuestro equipo interdisciplinario que integran el Párroco Padre Pepe,una psicóloga, una psicóloga social, una psiquiatra, una trabajadora social y hermana religiosa, una maestra y tres operadores, junto con el responsable de la casa donde viven alguno de los chicos.

En el Centro Barrial contamos con una escuela primaria informal y dos tipos de talleres, los lúdicos o de labor terapia y los talleres con salida laboral.También tenemos múltiples ofertas de cursos oficiales especializados en construcción y en artes y oficios que nos ofrece la parroquia San Juan Bosco para los chicos más avanzados en su recuperación.

Los talleres son para miembros del Hogar de Cristo, sus allegados más cercanos o familiares directos.El sentido de estos talleres tiene que ver con armar micro emprendimientos o pequeñas cooperativas.Enfocamos tres áreas bien diferentes y definidas.

  1. La comunicación escrita, redes sociales.
  2. La Gastronomía, desde el lugar de la nutrición.
  3. El textil, desde el armado y estampado de remeras

¿Por qué apuntamos al micro emprendimiento?Es sencilla la respuesta; estos pibes jamás tuvieron límites, sufrieron múltiples abandonos, personales, sociales y tambiénestatales y religiosos. La comprensión y la confianza no forman parte de su vocabulario desde ningún punto de vista.Las distintas experiencias que generamos desde las relaciones laborales con empresarios o comerciantes de la zona no tuvieron buenos resultados, siempre alguna de las partes mostró frustración en la relación laboral dependiente. Es muy difícil que un chico del hogar pueda sostener un trabajo fuera del hogar en los primeros tiempos. Son unos pocos los que pueden sostenerlo y estos son los que, después de una formación, pasan a estar en el staff del hogar.

La idea es formar individuos útiles y felices desde los que les gusta hacer desde donde se sientan más cómodos.Ver la avidez y la rapidez con la que aprenden a cortar una remera, coserla y estamparla, a escribir una nota, la ilusión con la que planean hacer los panes Dulces de navidad para repartir entre los parroquianos.Todas estas cosas que están aprendiendo les salen bien. Muy bien.

Es fantástico descubrir las vetas creativas no solo de los chicos del hogar, sino también de operadores y voluntarios. Ver a una de las madres ayudando en la cocina a la mañana y aprendiendo a estampar remeras a la tarde, ver a la maestra de nuestra primaria enseñado a bailar tango al medio día, ver a nuestra operadora que se sumó al ballet de folclore y sus giras por los barrios y hasta ver a nuestro médico, Alejo. que descubrió que le gusta coordinar grupos de escucha.

Esta dinámica desde la búsqueda de los talentos saca la mejor parte de todos nosotros. Saca lo mejor de todos los miembros de la familia hogar de cristo Gaucho Antonio Gil.

Marcos Liberatore

Servicio fotografico de Marcelo Pascual

Facebooktwittergoogle_plusmail