HASTA EL ÚLTIMO PASILLO

La misión de mujeres que llevan la Buena Noticia casa por casa

a La Carcova, Independencia, Villa Curita

 Desde el mes de julio, con las Fiestas patronales de distintas capillas, las mujeres de toda la Parroquia pusieron por acto lo que planificaron el pasado diciembre a orillas del mar, en San Clemente: realizar Campañas misioneras en nuestras villas.

Desde el principio, la misión primordial del grupo fue llevar la Buena Nueva casa por casa. Para eso las reuniones de mujeres, luego de una charla que daba lugar al compartir de la vida, convenía en una división del barrio para que cada misionera supiera su lugar de misión. Podían ser una o dos manzanas. Y las más aguerridas, más.

Pero constatamosque llevar el mensaje solas o a lo sumo de a dos, a menudo nos hacía sentir solitarias, no se encontraba a la familia que se iba a visitar y sólo se dejaba un papel, que muchas veces quedaba sin leer.14364713_1095951833827692_3913973577820331327_n

Reunidas en un clima de retiro en San Clemente, maduró la idea de misionar el barrio todas juntas. La ocasión serían las Fiestas Patronales de cada capilla. Y así fue que, identificadas con una pechera amarilla y blanca en la que se lee“A Jesús, de la mano de María”, formamos un grupo llamativo que salió varias veces a caminar y recorrer hasta el último pasillo La Carcova, Independencia, Villa Curita.

Cada día de cada misión fue distinto. Encontramos rostros, historias, vecinos que nos esperaban, gente que nos invitó a su casa, otros que ni nos abrieron diciendo que no eran católicos…. Muchas anécdotas secretas dentro del mismo grupo, que fueron motivo de risas, realidades que nos dejaron sin palabras y gestos de amor, especialmente hacia los niños y ancianos. Posibilidades de compartir corazón a corazón, con otras mujeres que vamos encontrando y sienten que la Parroquia se hizo cercana.

Patricia Ataria

 

Facebooktwittergoogle_plusmail