Santa Teresa en las Villas de León Suárez

Madre Teresa, Santa desde hace pocas semanas, no necesita presentaciones. En ella el mundo ha visto el símbolo de la construcción de la paz que llevó a la Academia de Oslo a entregarle el premio Nobel en 1979. Una de las motivaciones que adujeron los jueces laicos noruegos fue su compromiso por los más pobres entre los pobres y su respeto por el valor y la dignidad de cada persona en particular. De ella dijo el Papa Francisco que era una “generosa dispensadora de misericordia”, una infatigable defensora de la vida humana, “tanto la no nacida como la abandonada y descartada”.

Precisamente la misericordia es el gran tema que caracteriza todo el pontificado de Francisco. Lo dijo el mismo Papa: “El mensaje de Jesús es la misericordia. Para mí, lo digo desde la humildad, es el mensaje más contundente del Señor”. Madre Teresa es el rostro de la misericordia, la figura más representativa, la que mejor expresa el corazón del mensaje cristiano.

Una capilla en los límites de villa La Cárcova, en el municipio de León Suárez, donde los colectivos y los taxis ni siquiera se acercan, mucha pobreza, mucha precariedad y mucha violencia. Pero también hay comedores, escuelas y capillas que le disputan el primado a la marginación. Este fue el escenario de la muestra “El Rostro de la Misericordia en los tiempos de Francisco” para dar a conocer a la nueva Santa y su mensaje.

La muestra di 52 paneles que recorren los momentos más significativos de la vida de Santa Teresa fue inaugurada el domingo 23 de octubre en la capilla del Milagro, en villa La Cárcova de León Suárez (25 de Mayo 699 y Cárcova) y permaneció abierta hasta el domingo 30 de octubre.

 

Facebooktwittergoogle_plusmail