HUELLAS DE BELLEZA EN LAS PERIFERIAS

«… también en las periferias hay «huellas de belleza, de humanidad verdadera, que hay que saber apreciar y valorizar al máximo, que deben ser apoyadas y animadas, desarrolladas y difundidas» dijo recientemente el Papa Francisco en un Mensaje a los miembros de las Academias Pontificias reunidos con ocasión de la XXI Sesión Pública y pronunciado por el Cardenal Pietro Parolin, Secretario de Estado Vaticano.

«Por eso, por ejemplo es necesario que los edificios sacros, empezando por las nuevas iglesias parroquiales, sobre todo las que se encuentran en contextos periféricos y degradados, se propongan, aún en su sencillez y especialidad, como oasis de belleza, de paz, de acogida, favoreciendo verdaderamente el encuentro con Dios y la comunión con los hermanos y hermanas, convirtiéndose de esta manera en punto de referencia para el crecimiento integral de todos los habitantes, para un desarrollo armonioso y solidario de las comunidades».

Estas palabras pueden ser una epígrafe a las fotos que pueden ver, sacadas en un rincón degradado de villa La Carcova, en León Suarez, Buenos Aires, donde un grupo de paraguayos construyo con su trabajo una pequeña capilla que se inauguro en estos días que preceden la Navidad.

Facebooktwittergoogle_plusmail