DE CORRIENTES A LEON SUAREZ

Pequeño Santuario de Itatí

En 2013, con la llegada del padre Pepe Di Paola a José León Suárez, muchas cosas empezaron a cambiar en sus barrios más humildes: desde la evangelizacion hasta el compromiso social con la comunidad y parte de esos cambios fue el proceso que condujo a la creación del Santuario de Nuestra Señora de Itatí, situado entre los barrios Curita e Independencia, en una manzana que también aloja un club, dos escuelas y un Centro de Salud.

Fue el médico clínico Mariano Lozza, por entonces director de esa salita, quien le contó al padre Pepe – con quien mantenía una buena relación – que entre el club y el centro de salud había construido un reservorio de agua que nunca se utilizó y ese era el espacio adecuado para que funcionara un ámbito religioso, ya que era lugar de paso obligado de mucha gente que transita por allí.

Esa idea se tornó un proyecto al que los vecinos de la comunidad, con su dedicación y trabajo esforzado convirtieron en el pequeño Santuario de Itatí, en aquel primer momento a cargo de  padre Marcos Ruffino.

Hoy, despues de 4 años,  el Santuario es centro de primera escucha del Hogar de Cristo, lleva a cabo la asistencia social a los vecinos, el apoyo escolar a los chicos, se reúnen los  grupos de mujeres y hombres que cada vez crecen más y cada miercoles se oficia la Santa Misa. A eso se suman el funcionamiento del prejuvenil y del grupo de jovenes, el curso de mosaiquismo que dicta Alejandra Mouro  cuyos resultados pueden verse en un mural que está quedando hermoso y el taller de folklore de Lorena y Ezequiel con la gran familia de Alma y Tradición, quienes. con su arte, logran que las danzas que forman parte de nuestra cultura, sean una colorida fiesta.

La ermita que fue en un principio nuestro pequeño Santuario de Itati, generó una vasta movida religiosa en el barrio a partir de la propuesta del padre Pepe de ir a Corrientes a buscar una imagen de la advocación de la Virgen que da nombre al santuario, lo que se hizo en una peregrinación en la que lo acompañó un contingente de vecinos de Villa Curita e Independencia y cuando esa imagen llegó al barrio fue recibida con mucha alegria, que se expresó en una gran fiesta popular en la calle.

Además de las diversas actividades que se llevan a cabo en él, este Santuario de Nuestra Señora de Itatí ofrece a los vecinos del barrio y también a quien sólo pase por alli un espacio en el que, a través de la oración, se puede dialogar con Dios

Rosana Ocampos

Facebooktwittergoogle_plusmail