Pinceladas de un día inolvidable

Actividades deportivas y compañerismo entre el San Juan Bosco y el Club Atlético River Plate

Sábado 23 de octubre de 2019, hermoso día de sol pleno en las villas de José León Suárez, partido de San Martín del Conurbano bonaerense. A decenas de jóvenes les llegó el día tan ansiado: “compartir una jornada de actividades deportivas y compañerismo entre su club, el San Juan Bosco y el Club Atlético River Plate, en el barrio de Núñez de la Ciudad de Buenos Aires”.

Los micros que nos iban a trasladar estuvieron muy temprano en las cuatro capillas de la Parroquia, que actualmente son las sedes del club donde funcionan las diferentes actividades deportivas: Sagrado Corazón, Luján, San Francisco Solano y El Milagro. Allí su párroco, el padre Pepe Di Paola, junto con el padre Eduardo y el padre Andrés, dieron la bendición a los deportistas ataviados con sus camisetas blancas y amarillas, los colores de la institución.

Con gran bullicio y banderas distintivas partieron desde esos puntos acompañados por el padre Eduardo y los profesores y profesoras que durante todo el año coordinaron las actividades, para cumplir el sueño de conocer el estadio monumental de nuestro país.

Ciento de fotos y filmaciones fueron testigos del hermoso recibimiento por parte de profesores y dirigentes del club millonario. Compartimos una mañana a puro deporte y recreación entre los niños de ambos clubes. Fuimos intercambiando experiencias y vivencias entre los profesores de ambos clubes, generando un clima de mucha fortaleza y vida. Luego compartimos un almuerzo en los quinchos del club con hamburguesas, gaseosas, risas y mucha comunidad.

Posteriormente, acompañados por el Presidente de la institución anfitriona Rodolfo D’Onofrio, llegó la tan ansiada recorrida por dentro del estadio de fútbol, para finalizar el mismo visitando el museo riverplatense, donde nos sacamos muchas fotos junto a los trofeos e imágenes de los grandes ídolos futbolísticos. Allí un guía nos contó las historias del club en más de 100 años de vida deportiva. Como despedida de un día de muchas emociones presenciamos un encuentro de básquet de la división juvenil del club local.

Volvimos a nuestro club con mucha alegría y emoción, con innumerables experiencias e historias que nos servirán para potenciar y ampliar el deporte en nuestro querido barrio de José León Suárez, acompañados por el manto de la Virgen que nos guió en cada paso que dimos de este inolvidable encuentro.

Por Juan Manuel Gauna (Lic. En educación física)