“Triunfar es caminar hacia una vida más plena”

FERNANDO GALMARINI,

Ex Secretario de Deportes de la Nación >>>

Estoy seguro de que hubo muchos sacerdotes que vivieron al lado de los más humildes de nuestra Patria con la misma intensidad que lo hizo el padre Carlos Mujica hace algunas décadas. No tuve la suerte de conocerlos y escucharlos como a Carlos, un hombre de Cristo que vivió y amó con el impulso y el fervor de un hombre bueno y del común. Y para mí ese hombre ha sido siempre un hombre del deporte: alguien que entregó todo por el camino que conduce a la victoria, por difícil que sea, por inalcanzable que parezca o por lejos que uno crea que está el triunfo. Y la victoria para Carlos, como lo llamaban quienes lo conocían de mucho tiempo, era lo mismo que para el padre Pepe, a quien no hace nada que conozco, pero llamo igual que quienes lo conocen desde siempre: Pepe. Él tiene la sencillez de los “enormes”, de los que no imaginan otra manera de llamarlo que su nombre cotidiano. Porque quienes lo nombran saben que en él encuentran un deportista de la vida, que hará lo imposible para lograr el triunfo de su equipo. El triunfo del mejor deportista es el triunfo de aquel que camina, siempre, rumbo a que su equipo y sus jugadores tengan una vida más plena, una vida cada día mejor, como el mejor de los deportistas. Esos que lo aman porque los entrena diariamente en la cancha para que triunfen en la vida, que además será siempre el triunfo del equipo, de todos.